Equipo de diseño de The Dome, restaurante certificado LEED en Estados Unidos, trabajará con Bio Hotel.

Anuncios

¿Qué son los alimentos Orgánicos?

Comer una mayor cantidad de frutas, verduras, granos integrales y grasas saludables nos ayuda a mantener una buena dieta y es un buen comienzo para tener una vida más sana. Sin embargo, está el asunto de la seguridad alimenticia, la nutrición y la sustentabilidad. La manera en la cual la mayoría de los alimentos están siendo cultivados o creados pueden afectar nuestra salud y el medio ambiente, lo cual nos lleva a hacernos las siguientes preguntas: ¿Cuál es la diferencia entre los alimentos orgánicos y los convencionales? ¿Elegir lo orgánico será siempre lo mejor?

 
¿Qué es un alimento orgánico?

Es aquel que está libre de químicos y pesticidas. Son cultivados y procesados sin pesticidas sintéticos, organismos genéticamente modificados o fertilizantes a base de petróleo, entre otros. Las malezas que atacan los cultivos se controlan de forma natural, eliminándolas manualmente y rotando cultivos. Los insectos se controlan con el uso de pájaros, insectos buenos y trampas. Con todas estas medidas este producto es 100% natural.

Para que los productos animales sean orgánicos deben tener acceso al aire libre y ser nutridos con alimentos orgánicos. Deben estar libre de antibióticos, hormonas de crecimiento y cualquier tipo de subproducto animal.

 
Beneficios
Algunos estudios muestran que estos contienen una mayor cantidad de nutrientes, como los antioxidantes, en comparación a los alimentos que se cultivan de forma convencional.

Nuestro cuerpo no está hecho para digerir químicos, cuando los consumimos estos se van acumulando y el organismo los guarda ya que no tiene como deshacerse de ellos. Las personas alérgicas a químicos, ingredientes y preservantes generalmente notan que sus síntomas disminuyen o desaparecen cuando incluyen alimentos que son únicamente orgánicos en su dieta.

¿Sabías que?

Las frutas y verduras con la mayor concentración de pesticidas son las manzanas, pimentones, zanahorias, apios, cerezas, uvas, lechugas, duraznos, peras, frutillas. Todos de consumo masivo y común, por lo tanto, sería mucho mejor que estos alimentos fuesen completamente orgánicos.

Las con menor concentración de pesticidas son los espárragos, paltas, brócoli, repollo, choclo, kiwis, mangos, cebolla, papaya, piña, arvejas, camotes, tomates, sandias.

Vía CleanEco